5 consejos infalibles para distinguir a una miel auténtica.

5-consejos-infalibles-para-distinguir-a-una-miel-auténtica3

5 consejos infalibles para distinguir a una miel auténtica.

La miel posee un sinfín de beneficios para nuestra salud, los cuales pueden verse comprometidos al adquirir una versión adulterada con bajos índices de calidad. Y es que tristemente la falsificación de este producto se está convirtiendo en algo común, debido a que cada vez más aparecen supuestos “productores” ofreciendo un producto de fabricación auténtica pero que no cumple con los estándares básicos para dar fe de ello.

Ante esto, es necesario que estés educado e informado sobre esos aspectos de interés para identificar a la miel auténtica. Aquellos que serán tu mejor aliado para evitar que caigas en las manos de individuos inescrupulosos, quienes poco les importan poner en riesgo a tu integridad para llevarse unos cuantos euros al bolsillo.

5-consejos-infalibles-para-distinguir-a-una-miel-auténtica.

En nuestro país ha florecido una galopante industria de miel falsificada, donde lo único que hacen es vaciar la sustancia mezclada con cuanta cosa podamos imaginar y envasarla en un frasco simple. El principal proveedor de este producto engañoso es China y según un informe del parlamento europeo emitido en 2018, aseguran que muchos comerciales de este sector ocultan el verdadero origen y señalan que es el tercer alimento más sometido a falsificaciones en todo el mundo.

¿Te das cuenta? No es una simple excusa para incrementar las ventas o posicionarnos mejor en el mercado. Se trata de una autentica problemática, la cual se puede combatir hasta ser acabada con educación e información como dijimos en párrafos anteriores. Este contenido busca brindarte todos esos detalles pormenorizados para que aprendas a distinguir entre una miel auténtica y la que no lo es.

¿Quieres conocerlos? ¡Sigue leyendo para saber más!

1.- Especificaciones e ingredientes en la etiqueta:

Fijarnos en la etiqueta de los productos es algo que casi nunca hacemos. Nos dicen en una tienda que es X cosa o entramos en el pasillo de una categoría específica de un supermercado y lo cogemos como si nada. Esto es un error, debido a que no estamos siendo conscientes de lo que nos llevamos para casa y podríamos estar comprando un producto caducado o de mala calidad.

Si deseas comprar miel autentica, deberás revisar adecuada su etiqueta en la parte posterior para conocer sus especificaciones e ingredientes. Si te encuentras con jarabe de maíz con fructosa o glucosa comercial (Azúcar comercial en cualquier presentación), deja eso en donde lo agarraste.

¿Por qué? ¡Muy sencillo! Esa miel es el resultado de la mezcla entre 2 versiones, una de baja calidad y otra buena, pero no es original, como tampoco cumple con los parámetros básicos para considerarla beneficiosa.

2.- Cristaliza con el tiempo:

Una de las características más notorias de la miel pura es su capacidad para engrosar su consistencia con el paso del tiempo. Supongamos que dejas un frasco lleno en la nevera por varios días, donde las bajas temperaturas harán que tengan un aspecto más denso.

Si compras una versión de este producto y no se suscita tal proceso, déjanos decirte que ha sido víctima de una estafa. La cristalización es algo natural, produciéndose en ambientes con menos de 16°; De esta forma, deja en evidencia a la genuinidad del fruto de las abejas y conserva sus propiedades químico-culinarias.

Cabe destacar que no conlleva implicaciones negativas. 

5-consejos-infalibles-para-distinguir-a-una-miel-auténtica2

3.- Disolución en agua:

Este es un método común para poner en práctica por cualquier individuo. Aquí no tendrás que hacer uso de algún electrodoméstico o complemento de cocina; Se trata de añadir una cucharada de miel dentro de un vaso de agua, donde permanecerá durante algunos segundos.

Si se disuelve con facilidad y enturbia el agua, significa que no es auténtica y fue mezclada con otra similar falsificada o de baja calidad. Mientras que en el caso de ser pura, precipitará su contenido hacia el fondo.

4.- Prueba de calor:

Es una táctica algo compleja y arriesgada, la cual deben realizar adultos con sus 5 sentidos alerta bajo ciertas medidas de precaución.  Principalmente, porque consiste en quemar un poco de miel con un fosforo o mechero. Lo dejas por unos segundos y si se enciende es porque resulta pura, generándote una enorme satisfacción como tranquilidad al saber que gastaste tu dinero en algo auténtico.

La miel adulterada no arderá, apagando el fuego de inmediato. Cabe destacar que también puedes hacerlo en el microondas, colocando una pequeña ración en una tapa de plástico y dejándola calentar por un par de minutos.

Si es auténtica, caramelizará en su totalidad y si no lo es, se convertirá en una especie de espuma con burbujas.

5.- Contraste de color:

Mezcla unas gotas de yodo con agua en un vaso y miel. Revuélvelo por unos minutos, fijándote detenidamente en el resultado final; Si la miel se convierte en color azul, estás frente a un producto adulterado con basta presencia de almidón de maíz o harina.

 

¿Te das cuenta? Son diversas las maneras a través de la cual es posible dictaminar si una miel es falsificada o auténtica. Trucos básicos e infalibles para realizar en tu casa, después de haber llegado del supermercado con ese producto tan querido por tu familia o aquel regalo que le hiciste a ese ser tan querido para que le un poco de dulzor a su vida.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *